La semana en Koh Tao

IMG_5664

Tailandia es conocida por sus maravillosas playas que rodean todo el sur del país. Un entorno diferente al norte, más auténtico y cercano. El sur se llena de turistas en cualquier época del año, los resorts y hoteles cubren toda la orilla con todo el descaro pero la tranquilidad reina en cualquier rincón. Fue difícil decidir adonde ir. Teníamos claro que todo no podíamos visitar  y nos centramos en una pequeñísima isla. Koh Tao  es la hermana pequeña de Ko samui y de ko Pang han, con tan solo unos 21 km cuadrados. Menos turística pero ultraconocida por ser el lugar que más licencias de buceo da por sus bajos precios. Allí nos fuimos para tres días que se convirtieron en 7.

Como a todo viajero, nos pasó de todo. Bueno y malo. Viajando cada día es una aventura y no todo sale bien. Es importante tomarse los problemas con humor y pensar que al día siguiente todo mejorará. El segundo día estábamos preparados para comenzar nuestro curso de buceo, con el que obtendríamos la licencia Open Water, que nos habilita para realizar inmersiones de hasta 18 metros. Óscar no se encontraba muy bien, y después de nuestra primera inmersión en el mar, todo fue a peor, hasta el punto de que el día siguiente, que era su  cumpleaños, se levantó con 39º de fiebre.

Nos comentaron los monitores que los virus en Tailandia solían ser muy intensos, pero que en dos días te reponías casi por completo, y así fue. Preferimos darnos tres días para recuperarnos de la fiebre. Así que, como teníamos día libre, alquilamos una moto para visitar la isla. Error!! Lo que no sabíamos es que Koh Tao es conocida por los accidentes de moto que tienen multitud de turistas y ese mismo día lo experimentamos. No fue nada, prácticamente solo se nos cayó la moto al suelo Unas pequeñas magulladuras y algún arañazo en la moto, pero el susto te lo llevas y la bronca y negociación con el tío del alquiler terminó de estropear el día. Las agencias de alquiler de moto, te ofrecen unos precios bajísimos, 3,5 € al día. Su negocio no está en el alquiler, sino en las muchas caídas que los incautos turistas sufren por sus difíciles “carreteras”, el golpecito nos costó 90 € (conocimos a varias personas que tuvieron que pagar más de 200 €). Os aseguro que la moto no tenía casi nada, pero habíamos caído en la trampa.  No más motos en koh tao!!!

Después del mal sabor de boca que te deja discutir en otro idioma, y la impotencia que sufres al saber que te están timando y que no puedes hacer nada, decidimos dar por finalizado el asunto, pagar  y no volver a coger una moto, lo que es una pena, ya que la isla es tan pequeña que se puede recorrer con moto en apenas unas horas.

Ya totalmente recuperados, finalizamos el curso de buceo, y ahí llegó el tercer problema; la caída de la moto, nos había dejado una herida en la rodilla. Otra cosa que tampoco sabíamos,  es que el agua de mar de Tailandia no curan las heridas, sino todo lo contrario. Al tratarse de aguas muy cálidas, son el caldo perfecto para las bacterias, por lo que crean una infección en cualquier herida que tengas. La única forma de curar la infección es arrancar la postilla infectada, ya que de lo contrario acabarás teniendo un profundo agujero en tu piel. Al acabar el curso tocó ir a la clínica para que muy cuidadosamente arrancasen esa maldita postilla, que tanta guerra dio la siguiente semana. A partir de ahí visitamos varias clínicas Tanto en Tailandia como en Malasia, para asegurarnos de que la herida que Óscar tenía se curase por completo, lo que no sucedió hasta que pisamos Australia.

A pesar de esos tres problemillas, que ahora cuando los recordamos, nos parecen casi sin importancia, la semana en Koh Tao fue magnífica. La isla es preciosa, las playas son pequeñas calas muy tranquilas con aguas cristalinas , y aunque es una zona muy turística, basta con que evites la playa Sairee beach para no darte cuenta que te encuentras en un lugar tan transitado. A excepción de esa zona, el resto de la isla es muy tranquilo y seguro, hay multitud de restaurantes muy baratos para poder cenar. Nosotros fuimos cuatro días al mismo, ya que podías cenar una sabrosa pizza, amenizadas con una buena película, en versión original, claro está, por apenas 4 euros cada uno. Pizza y peli … por primera vez en mucho tiempo nos sentimos como en casa.

El resto de los días transcurrieron tranquilos. Disfrutamos mucho de nuestro hotel con vistas privilegiadas y comenzamos a trabajar en nuestro futuro blog, esto que hoy ya es una realidad.

Os agradecemos mucho el seguimiento que le estáis dando. Nos hace mucha ilusión leer vuestros comentarios, nos hace sentirnos más cerca. Gracias por interesaros por nosotros… si es que sois la hostia!!

Anuncios

6 Respuestas a “La semana en Koh Tao

  1. Menudos sustitos!! Eso me lleva a una pregunta: con qué tipo de cobertura sanitaria viajáis? Me imagino que tanta visita médica no puede ser barata…
    Me molan las hamacas y las vistas!! 🙂

    • Tenemos un seguro de viaje que cubre un monton de cosas por un año. Es super importante tener eso, lo primero. Pero estas pequeñas cosas de limpiar una herida son muy baratas y no hicimos uso del seguro. Creo que en tailandia cada vez que ibamos era como 7€ y en Malasia parecido y encima nos dieron antibioticos y gasas. Qué majos!!

  2. Me alegro que Oscar se haya mejorado de su “costra” jajaja Nosotros casi nos caemos por una arenilla en Ubud, aunque no pasó nada gracias a Dios y si vieras cómo es el tema de alquiler de motos en Bali no lo creerías. A nosotros nos fue genial, sin problemas (salvó que Jaime perdió su casco), pronto te lo cuento.

    Un abrazo y los sigo leyendo 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s