Malasia: Langkawi y Kuala Lumpur

Abandonamos Tailandia tras 5 horas en catamarán y 8 horas en furgoneta desde la pequeña isla de Koh Tao. Nos llevó mucho más tiempo del previsto y el viaje nos dejó hechos polvo. Luego nos enteramos que el paso de la frontera estaba colapsado porque ese mismo días unos independentistas musulmanes, que reclaman su propio territorio en Tailandia, hicieron estallar tres bombas en tres pueblos cercanos a la frontera con Malasia.

 Llegamos a Georgetown muy tarde, sin alojamiento, sin dinero local, en otro país… de nuevo nos sentimos como dos patos mareados buscando hacía donde tirar. Preguntamos a una de nuestras compañeras de viaje dónde se iba a alojar y nos fuimos con ella para reservar otra habitación allí. Problema solucionado!!

Tras unas horas visitando la ciudad decidimos ir a otro lugar de Malasia que nos gustase más y así llegamos a la paradisíaca isla de Langkawi.  Era el  día de Nochebuena y como es habitual, no habíamos reservado nada así que nos tocó buscar hostal bajo un sol abrasador. Cosas de viajar despreocupado… 😦

El turismo en esta isla está creciendo rápidamente en los últimos años. No solo europeos o americanos buscando playas perfectas sino también los propios Malayos viajan a esta isla para disfrutar de la gran variedad de actividades que ofrece.  En Malasia la Navidad no se celebra especialmente, puesto que es un país mayoritariamente musulmán, pero tienen unos días de vacaciones en estas fechas.

Íbamos a celebrar la primera Nochebuena sin nuestra familia y todavía no se si tuvimos suerte, o nos supimos mover bien. Ese día que empezaba siendo un desastre por no haber reservado nada, acabaría con una improvisada fiesta en un hostal con otros 10 o 12 viajeros de multitud de países. Fue una nochebuena difrente que siempre recordaremos. Incluso hay video de recuerdo!!

Pasamos tres buenos días en Langkawi. A pesar de la mala experiencia motera de Koh Tao, volvimos a atrevernos a alquilar una moto, y nos dirigimos al punto más alto de la isla, para contemplar toda su extensión. Esta vez no tuvimos problemas y después de ir al pequeño aeropuerto a comprar un billete con destino Kuala Lumpur (¿¿¿ alguna vez habéis ido al aeropuerto a comprar un billete para el día siguiente???, fue muy parecido a compara un billete de autobús, y muy baratito, solo pagamos 29 euros ), devolvimos la moto sin ningún arañazo. Bien!!!!

Llegamos a Kuala Lumpur y la modernidad de esta emergente ciudad asiática se hizo notar enseguida. Habíamos quedado con Jaime y Diana (dianagarces.com) dos colombianos que residían temporalmente en Kuala Lumpur. Empezaron su viaje un mes antes que nosotros, y a través de esta web  contactaron con una pareja que se iba de vacaciones y necesitaba que cuidaran de sus mascotas, dos enorme gatos( Garfield es un gatito pequeño comparado con aquellos felinos) y el pequeño perrito. Durante casi 4 semanas vivieron en su coqueto apartamento sin pagar un euro. Una plataforma muy interesante para los que viajan con presupuesto ajustado.

Durante dos días nos enseñaron la ciudad. Visitamos las BATUCAVES , un templo Hindú que está repleto de macacos que intentan robar la comida a los turistas despistados y para terminar el día fuimos al mayor atractivo de Kuala Lumpur, las Torres Petronas. Actualmente son las torres gemelas más altas del mundo, y uno de los edificios más altos de Asia. Pasamos unas cuantas horas alrededor de las torres. Tienen un atractivo especial. Desde un parque cercano no dejamos de fotografiarlas según iba cayendo el sol y iluminándose la ciudad.

De vuelta en casa ya estaba pensando que en solo unas horas dejábamos definitivamente Asía y sobre todo, dejábamos a Jaime y a Diana. La parte mala de ir de un lado para otro como dos patos mareados es que dejas a los amigos demasiado pronto. Nos despedimos con un gran abrazo y con la esperanza de volvernos a ver en España.

Han sido 32 días en Asia, en los que no hemos parado. Hemos conocido a mucha gente, y estado en muchísimos lugares. Hasta la fecha hemos dormido en 12 camas diferentes, y recorrido miles de km en multitud de medios de trasporte; taxi, tuc tuc, bici, elefante, moto, tren, bus, catamarán, bote, furgoneta( varias y de diferentes tamaños), avión y por supuesto a pie. Lo más interesante de Asía es su diferencia con occidente. Sus gentes son muy amables, viven con lo justo, sin lujos. Las ciudades tienen un aspecto envejecido,  más bien diría que ese aspecto se lo da la cantidad de usos que ha  tenido cada uno de los objetos que hay. Nada se tira, se reutiliza, porque todavia puede servir.

Nos impresionaron los templos budistas, por su serenidad y colorido. Nos encantó el laberinto de calles en Chang Mai y su cercanía a la jungla. La experiencia de Happy Healing Home, nos abrió la mente a una forma de vivir que jamás habíamos imaginado, por supuesto no vamos a hacernos vegetarianos, nos encanta la carne, pero nos ha hecho pensar, lo bien que nos sentimos tras solo 8 días comiendo comida sana de verdad. Aprendimos a relajarnos en las interminables horas que pasamos en transporte público( un viaje de 5 horas se nos pasa sin enterarnos). La semana en Koh Tao, a pesar de las adversidades, fue como estar de vacaciones en un resort, y encima aprendimos a bucear, que puede ser un nuevo hobby en el futuro. Disfrutamos de la comida tailandesa y malaya, nos atrevimos con casi todo lo que se nos puso delante, y cuántos platos fueron demasiado picantes……  Langkawi ha sido como un sueño de tres días, que playa !!! Podría pasar en ella todas las tardes de mi vida y no aburrirme de ver esos atardeceres. Kuala ha sido una experiencia diferente, la ciudad es tan moderna que no parece que estés en Asia, pero en realidad es la nueva Asia que se acerca tanto a Europa y América.

También nos ha dado tiempo a echaros de menos, los días van pasando y aunque estamos muy ocupados, añoramos nuestros amigos y nuestras familias. Sois insustituibles. Pero esta aventura en la que nos hemos embarcado solo tiene una dirección, rumbo Este, y hacía allí nos dirigimos, con las pilas cargadas y todas las ilusiones puestas en conocer un nuevo continente. Australia y Nueva Zelanda nos aguardan, la primera con una extensión superior a Europa. Ahí conoceremos de verdad lo que es un desplazamiento largo en carretera.  Nueva Zelanda con sus maravillosos paisajes, más de una persona nos ha dicho que a veces te dan ganas de llorar de lo bonito que es, veremos que sucede.

Un abrazo de los patos mareados.

Anuncios

4 Respuestas a “Malasia: Langkawi y Kuala Lumpur

  1. Genial el post patos mareados… Definitivamente es un viaje que trae una experiencia maravillosa a nuestras vidas. Nosotros esperamos encontrarnos nuevamente en alguna parte del camino o en el destino final (uno nunca sabe).

    Ha sido un enorme placer conocerles y disfrutar de la charla y la compañía.

    Hasta otra oportunidad 🙂

  2. Alucinante chicos de verdad todo lo que estais viviendo, no sabeis qué envidia dais! El blog esta genial, no dejeis de escribir que estamos deseando saber mas de vuestra aventura.. Un beso grande de Tomas, Ines y mio 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s