La Granja en el Outback: Corinnya Station

Escribo estas líneas el mismo día en el que abandonamos Corinnya, casi con lágrimas en los ojos pero con una gratitud infinita por haber podido disfrutar de esta experiencia real australiana.

Como dijo un escritor, que no recuerdo… “para conocer un lugar de verdad, tienes que trabajar en él”. Teníamos claro que en el tiempo destinado a Australia queríamos ir a una granja y permanecer unos días quietos en el mismo lugar, alejados de los tours y actividades turísticas habituales. Así que, estamos en Australia, let,s go to the farm!! Buscando el prototipo de australiano con vaqueros y sombrero fuimos a la profunda Australia en el Outback. Se denomina así a las zonas que están alejadas (quiero decir muy my alejadas…) de cualquier núcleo urbano. En el medio de la nada vamos…

De nuevo usamos workaway para encontrar un lugar donde necesitaran voluntarios para las tareas del día a día. Les mandamos una solicitud y nos aceptaron enseguida así que buscamos donde estaba Corinnya Station y reservamos el billete de tren. Cuando mandas una solicitud, siempre miras las críticas que otros viajeros dejan sobre el lugar, que te dan una idea muy aproximada del lugar al que vas.

La “pequeña” granja a la que íbamos se dedica principalmente a la cría de ovejas y tiene nada más y nada menos que 10.000 ovejas y 14.000 hectáreas de terreno, alucina!!!

Llegamos a Griffith a las 5 de la tarde y Daisy nos recogió puntual. Pero todavía quedaba una hora en coche hasta la granja. El termómetro marcaba 40 grados, y al parecer eso era lo normal… en ese momento pensamos… nos vamos a morir trabajando aquí…. Con cada nueva aventura siempre sientes nervios y muchas veces te imaginas lo peor, así es el ser humano, pero también llegas con ilusión de vivir situaciones nuevas, nuevos paisajes y nuevos amigos.

Con nosotros llegó también una francesa que nos relajó explicándonos que la granja era preciosa y los dueños my buenas personas. Ella iba para dos meses y ya había estado uno anteriormente. Si repite es que el sitio está bien, eso es lo que pensamos claro….

A la llegada nos enseñaron nuestra casita para los próximos días. No podía ser mejor. Una habitación preciosa con aire acondicionado, cocina y unas hermosas vistas del típico paisaje desértico australiano que tanto hemos visto en películas o documentales.

Nuestro horario era el siguiente. Nos levantábamos a las 6 con vistas del amanecer. Incluso levantarte a esas horas es gratificante si es con esas vistas!! Luego desayuno en la casa principal con la familia y luego a currar unas 5 horas. Sobre las 12 un  pequeño almuerzo y el resto del día libre para hacer todo lo que quieras. Si bien es cierto, que muchas veces seguías ayudando a la familia porque tampoco había nada mejor que hacer. A las 7:30 cena!!! Como hemos disfrutado de las cenas en esa granja, madre mía…. Adjunto fotos jiji. Y para dar por finalizado el día nos íbamos a un extremo de la granja para disfrutar del atardecer y más tarde de un cielo plagado de estrellas, que no había visto desde hace muchos muchos años….

Los primeros días los pasamos regando unos pequeños arboles por los que no dábamos un duro. Nos dieron un camión de bomberos, si si, un antiguo camión de bomberos, con dos grandes tanques de agua para regar las inmensas fincas de árboles plantados. La parte más divertida era, sin duda, conducir aquel trasto de más de 30 años. Al segundo día ya le cogimos el punto y nos lo pasamos pipa. Hasta tenemos un video!!

Celebramos en aquella granja el día de Australia, el 26 de enero. La esencia del día consiste en beber y beber en el pub entonando de vez en cuando el himno del país con voz grave y serena. No había mucha más opción, solo un pub en 50 km a la redonda.

Es un día para recordar lo afortunados que son por vivir en el mejor país del mundo. Y no es exaltación típica de las muchas cervezas y combinados sino un sentimiento generalizado hacia su país. Será cierto??

En 40 días que estuvimos allí no podemos afirmar o desmentir pero sí que hubo muchísimos factores que nos sorprendieron.

La sensación que se tiene aquí, nada más salir del aeropuerto es de modernidad y alta calidad de vida. El clima, factor importantísimo, es caluroso en verano y suave en invierno con muchas horas de luz.

Los sueldos son astronómicos, también la vida, pero hasta los trabajos más sencillos están bien remunerados. El trabajo en granjas o recogiendo fruta se paga a 25$ la hora y la mayoría llega a ganar 1000$ a la semana a jornada completa.

La seguridad social y educación es gratuita. Los estudios universitarios pueden hacerse al 100% mediante becas. Estas becas se devuelven al estado según el nivel de ingresos en el futuro, quitando un % mensual. Pero solo si el estudiante acaba trabajando en lo que estudió. De no ser así, no se verá en la obligación de devolver nada.

Se enorgullecen de trabajar poco y disfrutar mucho de la vida, y lo dicen sin reparos con una sonrisa de oreja a oreja.

La gente es ante todo, honrada y confiada. No creen que otro les vaya a engañar, solo se fían de él y si les defrauda nunca más confiarán en esa persona.

Personalmente esto es lo que más me gusta de los australianos, su nivel de confianza en la buena fe de los demás.

Encontramos en Bruce, un buen ejemplo de esta mentalidad. Un hombre trabajador que trata de formar su particular Rainbow Comunity en su casa que abre de par en par a los voluntarios que, como nosotros, quieren descubrir un poco más de la cultura australiana.

En Corinnya Station ambos nos sentimos felices al reencontrarnos con el trabajo y la rutina de nuevo. A pesar del calor y el esfuerzo apreciamos de verdad una buena cama donde dormir(más de 3 días seguidos) y la comida esperándonos en la mesa. Y que comida!!! Todavía hoy, y durante mucho más tiempo recordaré las comidas de Daisy, quien, como si nada, nos maravillaba cada día con originales y sabrosos platos. En lo gastronómico, fueron los mejores días. Después tendríamos que volver a la pasta, las meat pies, y las bananas pero en aquellos días esperábamos como dos chiquillos que dieran las 19:30 para disfrutar la cena junto a la familia Armstrong.

Para demostrarles nuestro agradecimiento nos pusimos a cocinas, como siempre hacemos. Tortillas de patata y paella para cenar. Siguiendo la receta de mi hermano la paella salió perfecta. Nuestra querida familia se deshizo en alagos y nos pidió por favor otra más antes de irnos.

Nos despedimos aquella noche con otra paella y mucha pena por tenernos que ir tan pronto. Julie y Bruce nos agredecieron de corazón el enorme trabajo que hicimos en solo 10 días y se quedaron con la esperanza de que volviéramos algún día a su pequeño oasis.

Nos despedimos también de todos los perritos, especialmente de mi pequeño Teddy Bear y de Daisy, Belle, Hamis, Audry y Gaelle y seguimos nuestro viaje hacia nuestra última parada en Australia. Sydney nos espera!!

Un abrazo de los dos patos mareados.

Anuncios

9 Respuestas a “La Granja en el Outback: Corinnya Station

  1. ¡¡¡¡Que maravilla!!!!!!!
    Leo con interés vuestros relatos. ¿ Que más se puede pedir? Despues de leer lo bien que lo habeis pasado, la maravillosa gente que la que habeis topado, los encantos de la naturaleza, la humanidad que habeis transmitido, la honrradez que nos habeis contado del pueblo australiano, las comidas con las que habies disfrutado, etc…. con todo eso me imagino que luego se os va hacer dificil encontrar lugares mejores.
    ¡¡¡¡¡¡envidia!!!!!!

    Estoy de acuerdo con vosotros que viajando se ve todo diferente , es una fuente tremenda de aprendizaje, de relaciones con el mundo.
    Pensamos que “nuestra tierra” sea riojana, sea asturiana, sea madrileña, seavasca, sea burgalesa, sea catalana es la mejor, ¡¡¡qué equivocados estamos!!!!!!
    Salgamos como vosotros y lo veremos que no.
    En uno de loos anteriores artículos nos contais la sensación de la libertad, del ver la naturaleza, el contemplar las estrella al atardecer, el encontraros en esa maravillosa situacion que muchos quisieramos vivirla, por todo ello , por hacernos partícipes de vuestra vivencias , de la descripcion del pais que os recibe,por hacernos pasar unos ratos tan maravillosos quiero daros las gracias y animaros a que sigais así, que descubrais lo oculto.
    Disfrutar de vuestra libertad, del hacer diario. Empaparos del entorno que vivis para que seais portadores de ello a los que os esperan recir por este pais con las manos abiertas.
    Decis que os retirais al final del dia a descansar y disfrutar pues es verdad que para vosotros que disfrutais del pleno vigor de vuestros sentidos, un paseo sosegado de un buen rato y unos kilometros diarios, es el viaje mas encantador.
    Vosotros sois los que llevais dentro el mundo de la libertad, y la virtud es la hija divina de ésta

    ¡¡¡¡¡¡ANIMO Y A DISFRUTAR!!!!!!

    • Roger muchas gracias por tus comentarios los animales montón. La verdad que nos estamos encontrando con buenísimas personas a las que difícilmente podremos devolverles el favor. lo que estamos haciendo es intentar ser mejores personas y hacer favores a los que nos rodean. Esa es nuestra forma de agradecérselo

  2. Chicos cada post es mejor que el anterior y nos hace soñar con llegar a conocer algun dia todo lo que contais! Espero que nuestra peque salga viajera y le entren ganas de recorrer Australia tras oir vuestras historias… Cuidaros mucho y seguid disfrutando, desde aqui os seguimos y os mandamos un abrazo grande!

    • Ana estamos conociendo un montón de alemanes que con 18 años se van a recorrer el mundo. creo que es el mejor consejo que le puedes dar a tu niña. Pero todavía queda muuuuucho para eso!!! besazo tremendo de los dos

  3. Chicos, como bien os dicen en anteriores comentarios, cada post es mejor que el anterior. Os veo allí a los dos disfrutando como sabéis y haciendo esas tortillitas que tan bien se os dan. Seguid contándonos más historias; me tenéis enganchada. ;)¡Quién pudiera ir a Australia! Un beso grande. :*

  4. Jajaja. Totalmente de acuerdo en lo de la tortilla de patata al salir al extranjero. Yo no he hecho más en mi vida que cuando he vivido fuera. Y no exagero.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s