Sueño de una semana en Sydney

Es muy duro escribir esta entrada sobre Sydney, ya que fue muy divertido y la ciudad nos gustó tanto que  a medida que voy escribiendo estas líneas, los recuerdos vienen a mi memoria y suspiro, pensando en el tiempo que tendrá que pasar para poder volver a esta maravillosa ciudad, que está casi en la otra punta del mundo.

Llegamos a Sydney después de 9 horas de viaje en tren, eso ya no es nada para nosotros, tras un mes en este país en el que las distancias se hacen notar en cadadesplazamiento, estamos totalmente acostumbrados a pasar varias horas viajando. Aprovechamos esos momentos para relajarnos, escribiendo unas líneas del blog, pasando fotos de los móviles y la cámara al PC,  leer un libro, y pasamos el tiempo simplemente mirando por la ventana. Contemplar los paisajes de este país es algo que sabemos que no volveremos a poder hacer en mucho tiempo, quién sabe si en toda una vida ….  Algo que te llama mucho la atención es como en apenas unas horas de viaje, cambiamos el color rojizo y desértico de la maravillosa granja Corinnya Station por el verde de las praderas, más típico de New South Wales, la región a la que pertenece Sydney. Para aquellos que no lo sepáis, este gran país, que es más grande que Europa, se divide solo en 8 regiones, 3 de ellas casi desérticas. Cada región tiene una gran ciudad con un río que la abastece, algo que parece normal, hasta que te paras a pensar, en Australia apenas hay montañas, entonces de donde nacen los ríos ??????  Pues ni más ni menos que del mar. Aquí tienen verdaderos problemas de agua, es un bien tan escaso que su precio es elevadísimo. Lo que si les sobra es tierra, así que se las ingenian para desalar el agua del mar de una manera natural, creando un rio artificial que pierde la sal a medida que avanza kilómetros. Uno de esos ríos se desala completamente a los 300 km tierra adentro. Cuando te lo cuentan crees que te están tomando el pelo, pero sin embargo para ellos es muy normal, el mundo al revés….

Sydney es la ciudad más poblada del país con 4.7 millones de habitante, una cuarta parte de toda la población. Se respira modernidad por cada una de sus calles, y cuando andas te sorprendes de la cantidad de edificios antiguos ( no más de 150 años ) que hay en la ciudad y lo bien que han sabido adaptar esa modernidad al toque señorial de una ciudad muy anglosajona. Centramos nuestra visita al espacio que dista entre la estación del tren y el muelle de los ferris, éste último es el que marca la vida de la ciudad. Es el distrito conocido como CBD ( centro financiero de la ciudad). Es una zona amplísima, por la que puedes andar descalzo, muchos de sus ciudadanos así lo hacen, es increíble que una ciudad esté tan limpia como para que los urbanitas vayan sin calzado por sus calles.

El primer día en Sydney quedamos con nuestra amiga Alba, quien vive en la ciudad desde hace unos 3 meses. Con un agradable paseo por el corazón de la ciudad nos mostró los rincones que más le gustaban. Es una auténtica gozada tener una guía personalizada en tu propio idioma….  Que te muestra rincones con tanto encanto que el tiempo se para. Disfrutamos mucho de su compañía y nos despedimos tras tomarnos un cafelate en una terraza a las puertas de Queen Victoria Building.  Es un edificio con un diseño clásico, que perteneció a la Reina de Inglaterra, cuando lo ves desde la acera opuesta, no crees que dentro pueda haber tal cantidad de tiendas y menos aún que estén ubicadas en sinuosos pasadizos subterráneos que comunican con las calles adyacentes. Como siempre nos quedamos mirando los escaparates, guardando nuestras ansias por comprar ropa y todo tipo de artículos, absolutamente innecesarios, que ahora no podemos comprar, ya que no nos caben en la maleta.

Estuvimos alojados en el famoso backpacker Bounce, en el que puedes contemplar una maravillosa panorámica de la ciudad desde su terraza al aire libre en el 5º piso. La cocina estaba ubicada junto a la terraza, así que durante varios días pudimos degustar una sabrosa cena casera con unas vistas inmejorables, incluso un día nos permitimos el lujo de comernos unos filetes de carne de Canguro. No puedes abandonar Australia sin comer un pedazo del animal más típico (no comen koalas, son tan monos que sería una lástima). Su carne es de un rojo intenso, debido a que apenas tiene grasa, por lo que es bastante sabrosa y nutritiva, salud aparte, nos encantó degustar esta carne acompañada de un vino de la región. Extrañamos mucho nuestro afrutado tinto riojano, por supuesto que en el mundo no hay un caldo que lo iguale, pero los australianos hacen un vino muy equilibrado. La bondad del clima y la gran extensión de tierra que poseen, les permite elegir las mejores localizaciones para el cultivo de la vid.

El segundo día en la ciudad nos acercamos hasta el punto en el que comenzaba el Free Tour. En cada gran ciudad que visitamos buscamos los free tour, ya que te aportan una visión muy cercana del entorno que visitarás los próximos días. Puedes conseguir cantidad de información muy útil, de boca de todo un experto. Estos free tour, no son exactamente gratis, sino que al finalizar el paseo guiado, tú eliges la cantidad que pagas por el tour, y el guía acepta amablemente tu gratitud. El tour duró unas 3 horas y pudimos pasear por el centro, escuchando historias curiosas sobre la construcción de los edificios, o como éstos habían cambiado su uso con el paso de los años. Nos gustó tanto el tour que al día siguiente volvimos a repetir la experiencia pero en otra parte de la ciudad, el barrio The Rocks. Este barrio está junto al puerto de los ferris, y es el más antiguo de la ciudad. Ahora está plagado de modernos bares donde la juventud de la ciudad alterna en un horario mucho más temprano que el nuestro. Al finalizar este paseo el guía nos recomendó cruzar el gigantesco puente de hierro, a la hora del atardecer para poder contemplarlo desde el centro de su estructura, y no solo puedes disfrutar de un bonito atardecer, sino que justo enfrente tienes el mayor atractivo turístico de la ciudad, la Opera de Sydney. Desde el primer momento que ves el edificio te parece familiar, normal es uno de los iconos del mundo moderno. Dependiendo del lugar desde el que mires, la opera tiene una forma u otra, es toda una obra de arte localizada en un emplazamiento inmejorable, custodiando el continuo tránsito de barcos en la bahía de Sydney.  Hicimos caso de la recomendación y cruzamos el puente por completo, hasta llegar a una zona a la que de ninguna otra manera habríamos llegado y  nos relajamos  tomando una cerveza Chang (que grandes recuerdos de esta cerveza Tailandesa), simplemente contemplando el skyline de la ciudad, observando con detalle los cambios de luces y como éstos afectaban al edificio de la ópera. Esta imagen nos la llevaremos guardad en la mente para siempre, es uno de esos momentos a los que te gusta transportarte cuando miras la lluvia tras una ventana,  un gran recuerdo.

Acostumbrados a viajar tanto y no pasar mucho tiempo en las grandes ciudades, en mitad de la semana de Sydney hicimos una pequeña excursión de un día a las Blue Mountains, que deben su nombre al color azulado de su paisaje.  Nos recogieron muy temprano y tras dos horas llegamos a  nuestro destino. La primera panorámica fue casi lo mejor del día, pudimos contemplar toda la extensión de las montañas, algo más de 160 km donde tu vista se pierde en un mar de eucaliptos. Los vapores que emanan de este peculiar y controvertido árbol son los que provocan ese tono azulado que ves en la lejanía. Los eucaliptos emanan gases inflamables que son los causantes de ese tono azulado. Es muy peligroso, ya que una leve chispa puede originar un incendio devastador y multitud de pequeñas explosiones en las cortezas del árbol

Aprovechado el buen clima de Sydney, el domingo nos fuimos a la playita de Manly, el trayecto de ida y vuelta en ferry fue maravilloso. Manly es un pequeño pueblo que vive al ritmo de Sydney con un tránsito continuo de ferris. Nos sorprendió mucho lo cómodo que es ir desde el mismísimo centro de una ciudad de casi 5 millones de habitantes hasta una playa no tan concurrida, en la que poder relajarte. Algo que debes tener en cuenta en Australia, y más aún en la playa, es la crema de sol. Los rayos solares son peligrosísimos dado que el agujero de la capa de ozono se encuentra en esta latitud. En tan solo 10 minutos de exposición puedes quemarte la piel. Nosotros como somos muy blanquitos, nos damos la crema antes de salir de casa y cada dos horas, estamos más atentos a donde está la crema que al pasaporte……  Para regresar a Sydney, cogimos el ferry que partía media hora antes que el atardecer para poder contemplar como el sol desaparecía detrás del edificio de la ópera, el gran puente colgante y todos los rascacielos de la ciudad.

Como no podía ser de otra manera en una ciudad en la que no se observa estrés por ningún sitio, puedes relajarte en muchos de sus parques. Nos sorprendió sobretodos ellos, el jardín botánico, ya que tiene entrada libre y una extensión enorme, que desemboca es la bahía de la ciudad. Con un agradable paseo por el borde de la bahía puedes ver una bonita imagen en la que el puente colgante queda superpuesto sobre el edificio de la ópera, una postal muy repetida. Como colofón a nuestra estancia es Sydney y al paseo de 3 horas por los jardines botánicos, nos tomamos una cervecita en el bar de la ópera, muy atentos a las gaviotas ya que si te descuidas un momentos te quitan la comida….  Creo que fue un buen final para Sydney, una ciudad muy moderna, limpia, en la que no percibes estrés y donde las opciones de ocio son ilimitadas, desde el primer día te sientes adaptado a la ciudad y te dejas lleva por su biorritmo.

Desde Sydney nos despedimos de Australia con mucha, muchísima pena y una lágrima en los ojos, porque hemos disfrutado estas 6 semanas. No tengáis ninguna duda de que este país merece la pena, está lejísimos, es enorme y carísimo, a la vez todo en descomunal, moderno y salvaje, sus ciudadanos están llenos de bondad y viven su día a día con felicidad, parece como si no tuvieran problemas, pero en realidad es que son tan optimistas que afrontan todo con una sonrisa. Pero antes de despedirnos de Australia, una muestra de la bondad de sus habitantes. En el aeropuerto quería comprar tabaco de liar en una de las tiendas duty free.  No había manera de encontrar tabaco, así que pregunté a una asistenta, ella amablemente me explicó que por ley, las tiendas no pueden tener los paquetes de tabaco a la vista pero que lo tenía justo detrás y añadió que sería mejor que no lo comprara porque es muy malo para mi salud. Sorprendido le expliqué que estaba viajando y era mi pequeño capricho y  quería gastar los últimos dólares que nos quedaban y que por supuesto dejaría de fumar en el futuro. No había manera de convencerla, continuamente insistía en que debía dejar de fumar y que sería mucho mejor que gastásemos ese dinero en cualquier otra cosa. Después de 10 minutos hablado y tras oír nuestros nombres por megafonía, íbamos un poco justos de tiempo, ella por fin accedió y me dio mi preciado vicio. Pero en el último instante cuando ya tenía el paquete en mi mano y mi tarjeta dispuesta para pagar (al final no nos llegaba el efectivo) ella me preguntó que a donde iba a viajar????, a Nueva Zelanda le dije yo entusiasmado. No se te ocurra comprar el tabaco, en Nueva Zelanda cuesta menos que la mitad que aquí, me dijo. Yo muy contento por el ahorro que me iba a suponer, y guiado por la emoción compré una pequeña  botella de Ginebra, para bebérnosla en el avión (y así lo hicimos, a escondidas de la azafata ya que no se permitía beber alcohol no comprado a bordo….). Bueno pues cual fue mi sorpresa cuando llegué a Nueva Zelanda, pues que es el país del mundo con mayores impuestos al tabaco, por lo que es carísimo, absolutamente impagable, 25 € un paquete de 30 gramos!!!!!!!!  Es una locura. Total que he dejado de fumar, y así sigo casi dos meses después. Y todo ello gracias, ahora se las doy, a esa amable asistenta que se negó a venderme esa droga mortal, aún incluso en contra de su empresa. Tiene muy claros sus valores y el lugar que éstos ocupan.

En las próximas entradas os contaremos como nos fue en nuestro siguiente destino, ahora si que sí más lejos que nunca, Nueva Zelanda. Y como vivimos  dos semanas en una comunidad hippie creada en 1974, en Golden Bay.

Muchas gracias a todos por seguir nuestras andanzas con entusiasmo, sentimos haber demorado tanto esta entrada, pero es que no paramos,  tenemos menos tiempo libre que cuando trabajábamos.

Un beso y un abrazo de dos patos mareados, que ya están a 20.000 Km de casa, menuda nos espera para volver…………

Paseo por la playa de Mainly!

Paseo por la playa de Mainly!

Despedida de Australia en el avión. Por nosotros!

Playa de Mainly

Playa de Mainly

Paseando por la calle de Zara. Que ilusíon!!

Paseando por la calle de Zara. Que ilusíon!!

20140202_174842

al atardecer...

al atardecer…

Rascacielos modernos

Rascacielos modernos

Celebrando el Nuevo Año Chino

Celebrando el Nuevo Año Chino

De cena; carne de kanguro!!!

De cena; carne de kanguro!!!

20140204_140532

Animales raros...

Animales raros…

Despedida de Australia en el avión. Por nosotros!

20140205_132335

Jeje, la opera debajo del puente

Jeje, la opera debajo del puente

No me quiero ir de Sydney!!

No me quiero ir de Sydney!!

Café de la ópera

Café de la ópera

en uno de los puertos

en uno de los puertos

IMG_3337

foto de despedida de Sidney

foto de despedida de Sidney

Hasta los arboles son preciosos

Hasta los arboles son preciosos

IMG_7397 IMG_7454

Al natural gana mucho, no puedes dejar de fotografiar

Al natural gana mucho, no puedes dejar de fotografiar

IMG_7411

Con amigos...

Con amigos…

Donde se rodó la escena de Matrix

Donde se rodó la escena de Matrix

IMG_7456

Animales autoctonos que no se como se llaman

Animales autoctonos que no se como se llaman

Vista desde los jardines.. que placer

Vista desde los jardines.. que placer

IMG_7485 IMG_7510 IMG_7542 IMG_7530 IMG_7525

que bonito... cosas de oscar

que bonito… cosas de oscar

IMG_7513 IMG_7549

Momento perfecto!!

Momento perfecto!!

IMG_7555 IMG_7558 IMG_7562 IMG_7610 IMG_7604 IMG_7596

Blue montains

Blue montains

IMG_7563 IMG_7646 IMG_7664 IMG_7668 IMG_7681 IMG_7686

Anuncios

4 Respuestas a “Sueño de una semana en Sydney

  1. Qué guay!!! Qué bien se os ve… Estáis guapísimos.. Eso es de felicidad!
    Ah! Por cierto, no fuisteis a la calle Wallabí a buscar a P.Sherman?? Jjj!
    Un millón de besos para esos patos mareados!

  2. Enhorabuena pareja, vuestros sonderos y andanzas son maravillosas e inconfundibles. Dos riojanos dejando estela en el confin del mundo.
    Enhorabuena por esa descripcion del viaje, creo que no hay guia turística que tan maravillosamente describa el camino y andanzas de vosotros

    Si quieres conocer a una persona, no le preguntes por lo que piensa sino por lo que ama y conoce”. Esta frase de San Agustín me parece clave para plantear las relaciones humanas, lo que conoceis, lo que descubrís y lo que os estais enriquiciendo ,al fin y al cabo las ideas cambian, se remplazan, pero lo que uno ama de verdad y lo que descubre de los demás rara vez se pierde, es claramente insustituible. Por eso, creo que en cualquier conversación que se precie, en algín escrito que realizais alguna de estas preguntas surgirá de alguna u otra forma…

    ¿Ante quién te quitas el sombrero? Me encanta admirar a la gente, motivos hay miles. Los hay íntegros y coherentes, es fundamental tener a alguien así cerca, que son un verdadero ejemplo sin proponérselo, te ayudará a discernir, a comprobar cómo las mejores decisiones son las que se toman con cabeza y corazón. Vosotros habeis tomado la decisión de hacer camino de conocer , de aprender de enriqueceros y de sembrar para vosotros y si algun dia teneis desdendencia poderles enseñar y animar a descubrir nuevos mundos , nuevos caminos, etcLos hay generosos, es una bendición conocer a muchos así, que te contagian sus ganas de dar, de disfrutar con las alegrías de los otros, de tener poca memoria para llevar según qué cuentas. Los hay serenos, que no pierden los papeles con facilidad, y sinceros, que no titubean al expresar lo que sienten y piensan, que lo hacen con suficiente tacto para no herir a nadie pero creyendo firmemente en sus palabras. Los hay sencillos y humildes, de esos que no son conscientes del bien que hacen, de esos que valen un mundo y no se dan ni cuenta.
    Todos nesos los reunis vosotros.
    El leer vuestas andanzas es maravillosos. Os animo a que sigais así. No hace falta deciros que lo que se aprende y se vive ” haciendo camino ” es maravillosos.
    Yo que he sido loco por viajar por el mundo os entiendo la satisfaccion que teneis y lo bien que se lo estais haciendo pasar a los que os conocen.
    Bien podiamos decir ” dos riojanos por el mundo”
    Una vez mas os felicito por vuestras crónicas del viaje, realmente son muy descriptivas , claras y detallistas
    una saludo

    • Hola Jesús
      Muchas muchísimas gracias por tus comentarios, cada vez que los leemos nos quedamos boquiabiertos, nos anima mucho para seguir, aunque después de más de cuatro meses de viaje ya estamos totalmente habituados al viaje y casi no necesitamos ánimos, nos vale con ir dando un paso tras otro. Antes de empezar teníamos un miedo atroz, pero ahora estamos seguros de que es la mejor decisión que hemos podido tomar, viajar y conocer te abren la mente de una manera que no podíamos imaginar antes de tomar el primer avión. Ahora estamos en Nueva Zelanda muy relajados, ya que llevamos aquí dos meses y estamos totalmente adaptados a la vida neozelandesa.
      Como digo muchas gracias por tus comentarios, supongo que nos veremos el día 17 de Mayo no ??
      un abrazo

  3. Quisiera contaros que la espontaneidad con la que exponéis vuestra crónica es una virtud, de las más grandes, porque con ella sale a relucir lo que disfrutais, lo que aprendeis y lo que aprendeis viajando, lo que pensais sin censuras, lo que sentis sin tapujos. Quisiera comentaros, por lo que os leo, que no hay sentimiento más bonito que la felicidad, y cuando ésta es compartida crece hasta límites insospechados. Quisiera contaros que los días pasan y que no es bueno que estos acaben sin que escribais una línea en vuestra vida para que en un futuro podais compartirlo con vuestros seres queridos y familiares ,que bebais un buen vaso de vino, y si es de esa tierra, mejor ,que tengais largas conversaciones que os saque una sonrisa, o dos, de todo lo que pasais, vivis, sufris,etc
    En torno a lo que veo en vuestras fotos y leo en vuestras crónicas viajeras ,quisiera contaros que los recuerdos son el sustento de vuestro presente y que los buenos, esos que tienen un sitio privilegiado en vuestra mente, son la base de vuestra alegría. Quisiera llegar a la conclusión en vuestro seguimiento ,que la lógica está para llevarle la contraria y que las decisiones que tomais son siempre las acertadas porque si os equivocais, os ayudarán a terminar llegando a la correcta.
    Estais dejando en vuestro caminar algo que no lo vais a olvidar nunca, lo que estais grabando en vuestras retinas es algo imposible de explicar , sabeis que las palabras se las lleva el viento pero que los hechos permanecen, que vuestro proceder os define y que debeis transmitir .Me atrevería a deciros que merece la pena transmitir todo lo bueno que pasa por vuestra cabeza porque si no, se quedará en eso, en mero pensamiento y sería maravilloso que lo transformarais en realidad.
    En vuestros relatos o crónicas, comentais lo maravilloso del paisaje , y en las fotografía lo puedo comprobar, pues os dire lo que vosotros sabeis, que no hay nada mejor que un paisaje verde para tus ojos, una canción para vuestros oídos que os transporte a un sitio muy querido y un olor a flores -de ramo de novia a ser posible-. Quisiera contaros que cuando surge un  imprevisto puede dar lugar a grandes e inolvidables momentos. Quisiera comentaros que no hay nada mejor que sentir que habeis aprovechado el tiempo
    Pensad en el momento, disfrutar los ratos, aprender de lo que tanto nos enseña en mundo desconocido ,en definitiva, que no hay sensación comparable a saber que no hay otro sitio en el mundo en el que desearais estar en ese momento.

    Jesus.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s